Microdermoabrasión
Regenera tu piel

La microdermoabrasión con punta de diamante es la técnica que debes usar para mantener la piel limpia y suave. 

La microdermoabrasión puede realizarse en todo el cuerpo: su uso es apropiado para disimular pequeñas cicatrices, manchas solares, arrugas finas y también eliminar puntos negros.

Si deseas disimular las antiestéticas manchas, es necesario realizar un tratamiento intensivo de varias sesiones de 30 minutos cada una de microdermoabrasión cada semana o cada quince días, y siempre evitando la exposición al sol durante el tratamiento. 

También se puede realizar en la cara después de una limpieza facial, de hecho es muy recomendable.